lunes, 29 de octubre de 2007

CABRITO AL HORNO



El cabrito es sin lugar a dudas el plato por excelencia de la cocina extremeña, y bien cocinado no deja indiferente a nadie. Acompañado de unas patatitas nuevas y unas cebollitas francesas, es exquisito. Esta receta permite que los jugos que gotean de la carne, sean absorbidos por las patatas y las cebollas y les den a éstas y excelente sabor. Vamos a utilizar el sistema de asado a alta temperatura. Se hace a 200 grados y temperatura constante obteniéndose buen sabor y un asado bien dorado, pero este tipo de asado, solo sirve si la carne es muy tierna y de primera calidad. Si la carne es de un animal un poco mayor deberíamos asarla a horno medio y durante más tiempo.

INGREDIENTES:

• 2 paletillas de cabrito
• 12 cebollitas francesas
• Dos patatas
• 8 dientes de ajo
• Perejil
• Un vaso de vino blanco
• Sal, laurel, un chorrito de aceite y un vasito de agua

MODO DE HACERLO:

Pedir al carnicero, que de unos cortes a las paletillas. Lavarlas bien, secarlas, salpimentarlas y colocarlas en una cazuela de barro. Pelar las cebollas, y las patatas y cascar estas últimas en trozos grandecitos, ponerlas sal y meterlas en la cazuela. Lavar los ajos y hacerles un corte longitudinal y añadirlos a la cazuela sin pelar. Regar con el aceite, añadir el vino y el agua, poner el laurel, e introducir en el horno a 200 grados. Dejar que se vaya asando dándole la vuelta de vez en cuando para que se dore por todos los lados por igual y regándolo con su propio jugo de vez en cuando. Es importante que no se quede sin jugo, por lo que si fuese necesario, se le añadiría más líquido (una mezcla de agua y vino). Cuando falten 15 minutos aproximadamente, añadirle el perejil. Sacar a la mesa en la misma cazuela, sin dejar que se enfríe y a disfrutar.