lunes, 6 de febrero de 2012

PALOMETA ROJA AL HORNO



Un regalo del mar, este delicioso pescado conocido también como virrey, cachucho, Alfonsino, de carne blanca y finísima, textura turgente y sabor amariscado que recuerda a los pescados de roca.
La receta que os voy a dar, resulta muy jugosa, y podéis utilizarla para otros muchos pescados como dorada, besugo, etc.

INGREDIENTES:

• Una palometa roja como de 1,5 Kgr.
• 2 o 3 patatas
• 2 cebollas
• 3 dientes de ajo
• 2 aros de guindilla
• 1 vaso de vino de vino blanco
• 1 vaso de los de vino de fumet de pescado
• Una cucharada de perejil finamente picado
• 1 limón
• Aceite de oliva, sal y pimienta
• Un chorro de vinagre de jerez (si no tenéis podéis usar de vino o de manzana, pero no de Módena)

MODO DE HACERLO:

Pedir al pescadero que nos descame bien la palometa y la abra como si fuera un libro. Lavarla y secarla bien. Salpimentarla por ambos lados.
Pelar las patatas y cortarlas en rodajas. Poner aceite en una sartén y sofreírlas. Colocarlas sobre una bandeja de horno. En el mismo aceite pochar las cebollas cortadas en juliana. Una vez listas poner encima de las patatas, y encima el pescado con la piel hacia arriba.


Exprimir por encima el limón. Añadir el vino, el fumet de pescado y el perejil e introducir en el horno precalentado a 190 º durante unos 30 minutos aproximadamente (dependerá del tipo de horno y del grosor del pescado).
Mientras tanto, poner 150 cc del aceite de hacer las patatas y la cebolla en una sartén, pelar los ajos, filetearlos y dorarlos en el aceite junto con los aros de guindilla. Dejar enfriar y añadir el chorro de vinagre, y una vez que el pescado lleve los 30 minutos de horno, añadir por encima esta mezcla y dejar otros 10 minutos más en el horno.



                                      
Sacar, emplatar y servir.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Riquísima, muchas gracias por la receta, no sobró nada! Era la primera vez que hacia la palometa y me encantó, repetiré.

seli diaz dijo...

sabrosisima!!!!muchas gracias por esta rica receta

Cuelebre dijo...

Nada que ver un virrey y una palometa roja

Chus dijo...

Muchas gracias por tu comentario, y me gustaría decirte que es posible que no tenga nada que ver un virrey con una palometa roja, pero tampoco tiene nada que ver el pescado de mi receta con la típica palometa.
Te transcribo lo que dicen en la pagina de Pescaderias Coruñesas:
"Pescado Rey también conocido como virrey, alfonsino, cachucho, palometa roja, o dorada hembra. Es un pescado semigraso y de agua salada de la familia de los berícidos. Vive entre los 200 y 400 metros de fondo, donde escasea la luz. Puede encontrarse en el Atlántico y en el Pacífico." etc.
Por otro lado en la pagina de "enciclopedia de gastronomía.es" dicen lo siguiente:
porque si a un pescadero u hostelero asturiano se le dice que es lo mismo un Birrey que una Palometa roja o un Rey, lo más probable es que el debate termine con un sartenazo, ya que en rula ya habrá pagado el triple por el primero que por los segundos.
Sin embargo no hay referencia alguna en todos los tratados de ictiología acerca de las diferencias entre esos tres peces, por lo que me veo en la obligación de advertirles que esta información que les doy probablemente sea falsa, porque existen ciertas diferencias morfológicas que descartan la posibilidad de que sea una misma especie mutada a un determinado ecosistema.
Personalmente yo creo que se trata de una subespecie, o incluso especie, dentro de la orden de los Beryciformes, quizá más próximo al Beryx splendens, también conocido como besugo
americano, aunque estos no son Beryciformes. En cualquier caso, a mí me parece un tema lo suficientemente interesante, e importante para la gastronomía asturiana, como para que algún biólogo trabaje en la desambiguación de este término, porque bien podría incluso ponerle su nombre al nuevo teleósteo. Si yo fuese ictiólogo, le llamaría Beryx pepinácius (de Pepín, claro).
"En cualquier caso hay que recurrir al conocimiento popular, o mejor dicho, profesional, de pescadores, pescaderos y hasta algún hostelero (desgraciadamente no todos, porque los hay que meten palometa por birrey con total alevosía), porque ni los que estamos hartos de verlos una y otra vez, podemos reconocer cual es cual, salvo el precio, claro, porque los birreyes son, junto al mero y el rodaballo salvaje, los pescados más caros de las cartas asturianas"
Después de esto, tendremos que fijarnos en el precio, para saber que es lo que estamos comiendo.
Un saludo

Anónimo dijo...

Riquísima tu receta, gracias!!