lunes, 23 de febrero de 2009

ALBÓNDIGAS CON TOMATE


Una albóndiga, es una bola de carne picada mezclada con huevos y diversos condimentos. Es muy popular dentro de las diferentes gastronomías y existen tantas recetas como personas que las preparen y como ingredientes con los que se hagan.
La palabra albóndiga, precede del árabe “al-bunduga” que significa bola, y fueron ellos quienes nos enseñaron a prepararlas. El historiador Luís del Mármol, documenta el término en su libro “Descripción general de África” y dice “Venden fideos, almojábanas y albóndigas hechas con carne picada con especias y fritas en aceite”.
El diccionario de la lengua española, da entrada tanto a “albóndiga” como a “almondiga”, aunque remite a albóndiga como la forma más correcta, ya que almondiga se considera de uso vulgar.

INGREDIENTES:

½ kilo de carne picada de ternera
Dos dientes de ajo
Una cebolla grande
Dos tomates rojos y maduros
Dos cucharadas soperas de perejil picado
Una rebanada de pan de molde
Un chorrito de leche
Dos huevos
Aceite de oliva
Harina
Sal y pimienta
Una pizca de azúcar
½ vaso de vino blanco
½ vaso de agua

MODO DE HACERLO:

Quitar el borde de la rebanada de pan, desmigar y añadir la leche. Majar y reservar.
Poner aceite en una sartén, y pochar ½ cebolla cortada muy menudita. Escurrir y reservar.
Poner la carne en un cuenco, salpimentarla, incorporar los dos huevos, un diente de ajo bien picadito, una cucharada de perejil picado, el pan con la leche y la cebolla pochada.
Majar bien con un tenedor, hasta que este todo ligado. Poner montoncitos de esta mezcla sobre un montoncito de harina e ir formando las albóndigas con la ayuda de dos cucharas. Poner un poco más de aceite sobre el que tenemos de pochar la cebolla e ir friendo en tandas las albóndigas. Hacerlo a fuego moderado, para que no se os queme el aceite. Reservar.
Escaldar los tomates, pelarlos y picarlos muy menuditos.
Poner una cazuela al fuego, con un poco del aceite de freír las albóndigas que previamente habremos colado. Cortar en trozos pequeños la cebolla y el ajo y saltearlo en el aceite, cuando esté a medio hacer, añadir el tomate, ponerle sal y la pizca de azúcar y dejar que se haga. Cuando esté añadir ½ vaso de vino blanco. Dejar evaporar el alcohol y añadir otro medio vaso de agua. Dejar que se reduzca un ratito machacando bien con la espumadera la salsa. Cuando tengamos ésta lista, pasar por un pasapurés y poner las albóndigas sobre ella. Añadir el resto del perejil y dejar que cueza todo junto durante un ratito.
Preparar unas patatas fritas en cuadraditos y ponerlas de guarnición.

jueves, 19 de febrero de 2009

WOK DE MEJILLONES A LA GRIEGA



El mejillón es un molusco rico en hierro, asequible al bolsillo y de excelente sabor. Debido a su abundancia ya que su captura es sencilla, podemos consumir mejillones frescos durante todo el año y a un precio muy asequible.
Son muy nutritivos y de excelente sabor, pero a pesar de ello se les considera de menor calidad que a otros de sus compañeros como la almeja o la otra.

INGREDIENTES:

1 kg de mejillones a ser posible que no sean muy grandes
1 tomate rojo y maduro
Un chorrito de aceite de oliva
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo machacados
2 cucharadas de orégano fresco picadito
100 ml de agua
100 gr. de aceitunas negras sin hueso
175 de queso feta desmigado

MODO DE HACERLO:

Lavar bien los mejillones arrancándoles todas las barbas. Escaldar el tomate, pelarlo y cortarlo en daditos. Calentar el wok y una vez caliente añadir el aceite. Saltear los ajos y la cebolla. Añadir el tomate y saltear todo el conjunto. Incorporar los mejillones, el orégano y el agua. Remover hasta que la salsa comience a hervir y los mejillones empiecen a abrirse. Desechar los que permanezcan cerrados y el resto colocar en una fuente. Mezclar el queso con las aceitunas e incorporarlo mezclando todo el conjunto.


lunes, 16 de febrero de 2009

WOK DE POLLO CON VERDURAS Y ARROZ


Preparar una comida salteada en un wok, es una forma de cocinar sencilla, rápida y sana. Sencilla porque casi todos los preparativos se realizan antes de poner la comida en el fuego, rápida porque una vez calentado el wok, la comida estará lista en unos minutos y sana porque gracias al reducido tiempo de cocción, los alimentos conservan la mayor parte de sus nutrientes.
En esta ocasión vamos a preparar pollo con verduras y arroz. Las verduras pueden ser las que a vosotros más os gusten. Si es tiempo de ellos os recomiendo que incluyáis tirabeques, que son una hortaliza con vaina muy parecida a un guisante pero que se come entero, con su vaina, es decir sin desgranar. También es conocido con el nombre de “arveja china”


INGREDIENTES:

200 gr. de arroz
Una pechuga de pollo sin piel y cortada en tiritas
¼ de kl. de tirabeques
Un manojito de brócoli
Un paquete pequeño de brotes de espinacas
350 gr. de champiñones
Una zanahoria
Un pimiento verde
Un calabacín pequeño
Una cebolla
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Un chorrito de salsa de soja
400 cl. de caldo o de agua con una pastilla de caldo
Un diente de ajo
2 hojitas de laurel

MODO DE HACERLO:

Lo primero que vamos a hacer es preparar todas las verduras. Cortar el brócoli en manojitos pequeños. Trocear los champiñones. Pelar la zanahoria y hacerla bastoncitos. Quitar el rabo y las pepitas del pimiento y cortarlo en rodajitas. Lavar el calabacín y sin pelarlo, cortarlo en bastones. Quitar las hebras a los tirabeques. Pelar y picar en trozos no muy pequeños la cebolla.
Nos quedarán así:









Poner a calentar el wok, y una vez caliente añadir un chorrito de aceite; mover e inclinar el wok para cubrir con aceite toda la superficie. Añadir el pollo que previamente habremos salpimentado. Saltear la carne sin dejar de moverla. Hacerlo a fuego vivo y por tandas a fin de que tengan espacio y pueda dorarse y hacerse rápidamente. La carne debe chisporretear, ya que si se hace a una temperatura baja, ésta se cuece en su propio jugo y puede endurecerse. Antes de añadir una tanda de carne calentar el wok nuevamente. Una vez lista la carne, sacar y reservar Incorporar las verduras, primero las más duras y después el resto.


Lo mejor es añadir las verduras de hoja al final, con el wok apartado del fuego. Cuando estén todas las verduras listas, incorporar el pollo, y la salsa de soja, y calentarlo hasta que la salsa comience a hervir. En este momento lo tenemos listo para servir.

Mientras tanto habremos preparado el arroz de la siguiente forma:

Poner el aceite en una cazuela de fondo grueso, pelar el ajo, laminarlo y ponerlo a dorar en el aceite. Mientras tanto, medir el agua, añadir la pastilla de caldo y un poquito de sal (tener cuidado con la sal, pues se necesita muy poca ya que la pastilla ya lleva) y ponerlo a hervir. Una vez dorados los ajos, retirarlos y poner el arroz sobre el aceite, darle unas vueltas para que se rehogue bien. Añadir el agua una vez que ésta esté hirviendo. Poner hojas de laurel encima, y dejar que se haga durante 5 minutos a fuego fuerte y después bajar la temperatura para que cueza durante otros 15 minutos. Cuando se consuma el agua, retirarlo del fuego taparlo y dejarlo reposar 5 minutos.



Servir el pollo con sus verduras y a un lado el arroz.

sábado, 7 de febrero de 2009

QUE HACER PARA QUE LAS VERDURAS NO HUELAN TANTO AL COCERLAS




Algunas verduras, como la coliflor o el repollo, al cocerlas dejan un olor muy desagradable que se distribuye por toda la casa. Pues bien, una forma de eliminar gran parte de este olor, es cuando pongamos el agua a hervir añadir 6 u 8 hojas de laurel y cocer la verdura con ellas.
Probarlo y veréis que funciona.




martes, 3 de febrero de 2009

CREMA DE COLIFLOR CON VERDURITAS SALTEADAS


La coliflor es una inflorescencia de forma redonda y carnosa de gran tamaño y perteneciente a la familia de las crucíferas.
Se trata de una planta anual, pero su mejor momento está entre los meses de Septiembre a Enero.
Sabemos que una coliflor es buena, cuando está bien blanca y su corazón es compacto.
Existen distintas variedades y atendiendo a su color hay tres clases: la blanca que es la más común y que debe su color a que los agricultores unen las hojas que la rodean para evitar que la de el sol. La coliflor verde, en la que se permite su exposición al sol y la coliflor morada caracterizada por la presencia de antocianinas, que son pigmentos de acción antioxidante responsables de su color violáceo.
Puede prepararse de infinidad de maneras: al vapor, asada, frita, gratinada y un largo etc. y también podemos utilizarla como guarnición para otros platos de carne o pescado. Es un ingrediente básico de nuestras exquisitas menestras, e incluso puede formar parte de una tortilla o unos espaguetis.




INGREDIENTES:

Una coliflor que pese aproximadamente 1 kilo
1 puerro (solo la parte blanca)
2 patatas
12 espárragos trigueros
12 ajetes
½ litro de fondo blanco (caldo de carne)
Un paquete pequeño de nata
Una naranja
Una loncha de tocino de jamón ibérico
Aceite de oliva y sal

MODO DE HACERLO:

Quitar las hojas exteriores de la coliflor y separar todas sus pencas. Lavar el puerro y cortarlo en trozos de dos o tres centímetros. Pelar las patatas y cortarlas en trozos.


Poner aceite en una cazuela, y rehogar en el las verduras. Cuando estén listas, incorporar el caldo y dejar cocer hasta que estén blandas. Triturar y pasar a través de un colador para que nos quede la crema bien fina:


Exprimir el zumo de la naranja y añadírselo a la crema mezclándolo bien. Incorporar la nata y mezclar nuevamente. Rectificar el punto de sal si lo necesita y reservar. (No le ponemos sal hasta este momento, porque el caldo de carne ya lo lleva)
Poner en una sartén el tocino ibérico para que desprenda su grasa. Lavar y trocear los espárragos y los ajetes, a los que habremos quitados las partes duras. Saltearlos en el aceite del ibérico, dejándolas al dente y reservar.
Llevarlo a la mesa emplatado. Pondremos la crema y sobre ella un puñadito de verduras.


Nota: Si no se quiere hacer un fondo blanco, podeis utilizar simplemente agua con sal o con una pastilla de caldo, pero no es lo mismo.