miércoles, 2 de diciembre de 2009

MINI HAMBURGUESAS


La hamburguesa tal y como la conocemos es un alimento preparado con carne picada, procesado en forma de sándwich, que se hace a la parrilla y se presenta entre dos panes de forma redonda. Se suele acompañar con aros de cebolla, bacon, rodajas de tomate, pepinillo, etc. y se aliña con distintas cosas entre ellas kétchup, mostaza, mahonesa, etc.
El primer dato histórico sobre la hamburguesa, procede de la gastronomía de las tribus mongolas y turcas, que en el siglo XIV picaban la carne del ganado de baja calidad para hacerla más comestible.
La palabra hamburguesa proviene de la ciudad de Hamburgo (Alemania), y fueron los alemanes quienes a finales del siglo XIX la introducen en Estados Unidos como “filete americano al estilo de Hamburgo”.
A día de hoy su origen es discutido, ya que distintos estados de Estados Unidos reclaman ser los inventores de la hamburguesa moderna.
Se cuenta que en la ciudad de Seymour (Wisconsin) a un muchacho de 15 años que trabajaba en un puesto de comida de la Feria Estatal, se le ocurre colocar la carne entre dos rebanadas de pan, y solucionar así el problema que le presentaban sus clientes que querían comer mientras paseaban por la feria. A este bocadillo de carne entre dos panes, le puso el nombre de hamburguesa y fue tal el éxito que fue copiado por otras personas, y desde ahí a nuestros días.
La hamburguesa que nosotros vamos a preparar es para tomarla como tapa, y por tanto es una adaptación de la todos conocemos, pero merece la pena, pues resulta un bocadito delicioso.
Hace unos días comimos en casa de mis sobrinos Raquel y Paco y nos las pusieron de aperitivo, yo ya las había comido en otra ocasión, pero las tenía olvidadas y lo cierto es que volvieron a sorprenderme. Las he vuelto a hacer hace unos días y son muy apetitosas.

INGREDIENTES:

• ¼ Kg. de carne de ternera picada
• Dos cebollas
• Un poquito de sal de ajo (si queréis podéis sustituirla por un diente de ajo pequeño)
• Una cucharada sopera de perejil picado
• Sal, pimienta y aceite de oliva
• Un poco de queso rallado del de gratinar
• Unas mini-tostas redondas de pan tostado (una para cada hamburguesita)
• Kéchup y mostaza
• Unas tiritas de cebollino

MODO DE HACERLO:

Cortar las cebollas en juliana. Poner aceite en una sartén y añadir las cebollas que dejareis que se vayan confitando a fuego lento. Cuando hayan tomado color y estén blanditas, sacarlas a un colador para que escurran el aceite y reservar.
Poner la carne en un molde, añadirle la sal, la pimienta y el perejil y mezclar todo ello bien con la ayuda de un tenedor.
Ir cogiendo montoncitos y aplastarlos y con la ayuda de un corta-pastas, ir formando las mini hamburguesas









Poner una plancha al fuego, impregnarla con una gotita de aceite, e ir haciéndolas.
Poner la mini-tosta, y encima la hamburguesa e inmediatamente un poco de queso (como la carne está caliente, este se ablandará un poquito), encima un montoncito de cebolla confitada, un chorrito de mostaza y otro de kétchup, y encima pinchar un trocito de cebollino. ¡Una delicia!

2 comentarios:

Sófía dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Sofía administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a sofiacastillo0801@live.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Sofía Castillo

Anónimo dijo...

Yo le quitaría el queso...y estarían estupendas.

Saludos.