lunes, 4 de noviembre de 2013

CANELONES DE CARNE


                                  



Los canelones son un plato de origen italiano cuyo nombre “cannelloni” tiene su origen “canna”, que significa caña.
Los canelones no son si no una masa de pasta fina de forma cuadrada que una vez hervida se rellena y se enrolla para darle forma tubular. Los rellenos pueden ser infinitos, verduras, carnes, foie, setas … Por encima salsa bechamel y queso. Lo de la salsa bechamel, no fue desde su origen si no a partir del siglo XVIII, pero que tuvo muy buena acogida, extendiéndose rápidamente.
Dentro de las salsas blancas, la bechamel es la salsa reina, y aunque es una salsa sencilla, deberá quedar bien homogénea y sin grumos para que el resultado  sea el esperado.

                                                  



INGREDIENTES:  

Para la salsa bechamel:      

  • 1 litro de leche entera
  • 100 gr. de harina
  •  100 ml. de aceite de oliva (si quereis podeis hacerlo con mantequilla, pero lo importante es que useis la grasa que useis, siempre sea la misma cantidad de ésta que de harina)
  •   sal y muez moscada
Para el relleno:
  • ·      ½ kg. de carne picada de ternera
  • ·      2 cebolla
  • ·      2 dientes de ajo
  • ·      300 kg. de salsa de tomate casera
  • ·      Una cucharada sopera de perejil picado
  • ·      Aceite de oliva
Para el resto del plato:
  • ·      Un paquete de canelones
  • ·      Queso para gratinar
MODO DE HACERLO:

Lo primero que vamos a preparar es el relleno. Para ello,  pelar y cortar las cebollas en brunoise. Poner aceite en una cazuela, y cuando esté caliente añadirlas. A mi me gusta tenerlas unos minutos a fiego fuerte para que se doren ligeramente, y despues las dejo que vayan pochandose lentamente. Cuando esten bien blanditas, añadir la carne picada que previamente habremos salpimentado y rehogarla bien. Cuando este lista incorporar la salsa de tomate (reservando un poco para poner en el fondo de la fuente donde vayamos a poner los canelones) y el perejil. Reservar.
Ahora es el momento de cocer las placas de canelones. Poner una olla grande con agua y sal y cuando comience a hervir ir añadiendo las placas de una en una, al tiempo que las removemos con una cuchar de madera, para que no se peguen entre sí. Una vez cocidas al dente (10 minutos) sacalas con la ayuda de una espumadera y colocarlas sobre un paño ligeramente humededido. (Para la cocción tambien podéis seguir las instrucciones del paquete).

                                                        

Ir colocando una cucharada del relleno en cada una de las placas y a continuación enrollarlas.

         

Poner un poco de salsa de tomate en el fondo de una fuente refractaria e ir colocando los canelones sobre ella

         

Ha llegado el momento de preparar la salsa bechamel. Poner el aceite en una cazuela  cuando se caliente, retirar del fuego y añadir la harina, mover la mecla con la ayuda de unas varillas hasta que quede bien incorporada. Poner la cazuela al fuego y cocinar la harina unos minutos para que luego no sepa a cruda. Ir incorporando la leche templada poco a poco al tiempo que vemos que esta esta siendo absorbida.  Ponerle la sal y un poco de nuez moscada.
Poner la salsa sobre los canelones y espolvorearlos con el queso

     









Gratinar y servir. Rico, rico

1 comentario:

Lara - Otro día perfecto dijo...

Mmmm!!.. qué buenos.. Creo que es de los platos que más me gusta y.. que menos como :-(.. Espero hacerlos prontito que me han entrado ganas ;)
Un besote!!
http://perfectodia.blogspot.com.es