domingo, 17 de mayo de 2015

FLAN

FLAN



No es necesaria celebrar nada para terminar de comer con algo tan delicioso y nutritivo como un flan casero. 

INGREDIENTES:
  • 1 litro de leche
  • 5 huevos enteros
  • 7 yemas
  • 1 ramita de vainilla
  • 2 palitos de canela
  • 200 gr. de azúcar
  • 350 aproximadamente de azúcar para caramelizar los moldes
MODO DE HACERLO:

Poner a calentar la leche con la ramita de vainilla y la canela. Cuando comience a hervir, retirar  el cazo del fuego, tapar y dejar durante 15 minutos para que infusiones bien las especias.
Poner las yemas en un cuenco y añadir el azúcar batiendo bien con un tenedor, batir los huevos y añadirlos a la mezcla, batiendo de nuevo. Colar la leche sobre la mezcla de huevos y azúcar y mezclar bien.
Poner un poco de azúcar en cada flanera y poner al fuego hasta hasta que se ponga a punto de caramelo. Girar los moldes para que el caramelo bañe la superficie de éstos. Dejarlos enfriar.
Una vez fríos los moldes  y verter la mezcla sobre ellos colocarlos sobre una bandeja de horno en la que habréis puesto agua como para que cubra los moldes como hasta la mitad o un poco menos. Introducir en el horno precalentado a unos 170 grados (deberán hacerse despacio) durante unos 40 minutos aproximadamente. Para comprobar si están hechos pincharlos en el centro con una aguja y si sale limpia están listos. Sacarlos del horno y dejar que se enfríen.
Para desmoldarlos, únicamente tenéis que ahuecarlos con la punta de un cuchillo, y poner un plato sobre el molde, darlos la vuelta con cuidado, y levantar el molde.

Con estas cantidades y dependiendo del tamaña de los moldes, saldrán aproximadamente 12 flanes.

jueves, 14 de mayo de 2015

BROCHETAS DE LANGOSTINOS CRUJIENTES

                               


        

Un delicioso aperitivo, o porque no, si lo acompañamos con un arroz basmati, un excelente plato principal.

INGREDIENTES: Para 4 personas
  • 16 langostinos
  • 6 cucharadas de almendras trituradas (que no queden en polvo, sino que se encuentren los granitos)
  • 3 cucharadas de pan rayado
  • 2 claras de huevo
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • 4 palitos de brocheta de madera
MODO DE HACERLO:

Poner a remojo en agua los palos de las brochetas para que luego no se requemen. Pelar los langostinos y retirarles el intestino.



Salpimentarlos. Mezclar en un plato el pan rallado y las almendras. Batir bien las claras. Introducir los langostinos en las claras y a continuación pasarlos por la mezcla de pan rayado y almendras, presionando un poco para que quede bien rebozados en la mezcla.. Secar los palos de las brochetas e insertar 4 langostinos en cada una de ellas. Poner aceite en una sartén, y freír las brochetas una vez que el aceite  este bien caliente. Colocarlas sobre un papel absorbente para que no queden grasientas y servir calientes.

domingo, 10 de mayo de 2015

ENSALADA DE TOMATE CON CAVIAR DE ACEITE DE OLIVA

               ENSALADA DE TOMATE CON CAVIAR DE ACEITE DE OLIVA


        

Esto mas que una receta es una idea diferente para servir unos tomates a modo de ensalada o como guarnición de algún plato. También se pueden servir como aperitivo. Lo mas importante es tener unos tomates de buena calidad, duros pero al tiempo rojos y maduros, para que su sabor sea más intenso. Yo he elegido unos tomates de la variedad "rosa", que me parece que tienen bastante sabor y al mismo tiempo no resultan ácidos. 

INGREDIENTES:
  • 2 tomates de buena calidad
  • un tarro de caviar de aceite de oliva
  • aceite de oliva y sal maldom
  • vinagre (esto es optativo, pero si le ponéis que sea un toque muy ligero)
MODO DE HACERLO:

Lavar los tomates,  y pelarlos con un pelatomates. Abrirlos por la mitad y colocarlos en una plato. Aliñarlos poniéndoles unas escamas de sal maldom por encima y regarlos con un buen chorro de aceite de oliva. Encima de cada uno de ellos, colocar una cucharadita de caviar de aceite de oliva.
Si decidís ponerle el vinagre hacerlo antes de echarle la sal y el aceite, y a ser posible añadirlo con un spray para que quede bien extendido. 




jueves, 7 de mayo de 2015

ALCACHOFAS CONFITADAS

                                              ALCACHOFAS CONFITADAS


        

Excelente verdura la alcachofa, también llamada "alcaucil" o "cardo de comer" que sin duda nos conquista por su delicado sabor dulzón y su finura a la hora de degustarla. Está  rica de cualquier forma, pero espero que esta receta que además es muy sencilla, no os deje indiferentes.
Con las hojas de la alcachofa, se prepara un licor que según dicen es digestivo y que se toma como aperitivo, de sabor algo amargo y que se comercializa con el nombre de "Cynar".
Confitar es una técnica que se basa en cocer alimentos a baja temperatura, sumergidos en aceite. Se puede confitar cualquier tipo de alimento, tanto si se trata ce carne, pescado o verdura, la diferencia principal será el tiempo de cocción. 
El ingrediente rey de esta técnica es el aceite de oliva.

INGREDIENTES:
  • 1 kg. de alcachofas (pequeñas y bien prietas
  • aceite de oliva
  • sal
  • jamón cortado muy fino (optativo)

MODO DE HACERLO:

Limpiar las alcachofas quitándole  todas las hojas duras y dejando solamente el cogollo. Poner agua fría en un cuenco y añadirle 3 o 4 ramas de perejil cortadas en dos o tres trozos, e ir añadiendo allí las alcachofas a medida que las vayáis limpiando, lo que os recomiendo que hagáis con unos guantes, pues se tiñen las manos y no se quita fácilmente. Yo no soy partidaria de frotarlas con zumo de limón, o poner unos limones con su zumo en el agua, ya que toman mucho sabor a limón, lo que desvirtúa su fantástico sabor dulzón. 
Una vez limpias poner el aceite en una cazuela que tenga una buena placa difusora. Utilizar una  que no sea muy grande, y donde  las alcachofas estén juntitas. Sacar la verdura del agua ir secadoras con un papel de cocina. Ponerlas en la cacerola y  cubrilas con aceite de oliva, añadirle una rama de perejil y ponerlas a cocer a una temperatura entre 65º y 85 º (no deberá hervir en ningún momento)


Este proceso es lento, y es difícil calcular el tiempo, pues dependerá de lo tiernas que sean las alcachofas  lo mejor es que pasada  una media hora, las pinchéis con una varilla, para ver si están tiernas. Una vez cocidas, y antes de servirlas, colocarlas boca abajo sobre un papel absorvente para que desprendan parte del aceite. Ir colocándolas sobre un plato, y ponerle por encima el jamón loncheado muy fino.
Tirar el  aceite que que queda seria una barbaridad ya que ademas al haberse cocinado a baja temperatura no esta quemado pudiendo utilizarse  para cocinar por ejemplo un estofado de carne al que  aportará un excelente sabor. También podéis probar a freír unos huevos, que tomaran un  toque a esta verdura, o para cualquier otro guiso que se os ocurra.


miércoles, 6 de mayo de 2015

MERENGUE

                                                                    MERENGUE


El merengue no es sino una espuma de clara de huevo  cuyo uso puede ser muy variado, desde rellenar tartas, preparar tartaletas para rellenarlas de frutas, o comerlos secos. Puede ser de textura blanda o dura, dependiendo de como se cocinen.

Si queremos, también se le pueden añadir colorantes o frutos secos, por ejemplo si le añadimos unas avellanas, estaremos hablando de  las famosas "Rocas de Vinaroz",  que en la zona de Murcia se llaman"Suspiros".
Hay tres tipos de merengue, el merengue básico o francés, el italiano o el suizo, y la base de sus ingredientes son las claras de huevo y el azúcar.
El merengue básico, se prepara batiendo las claras a punto de nieve y añadiendo después el azúcar.  El italiano se hace preparando un almíbar cuya temperatura no deberá superar los 120º, y este se va añadiendo a las claras montadas en forma de hilo.  Y por último el suizo que se elabora batiendo las claras con el azúcar en un recipiente al baño maría.
Importante para que el merengue quede en su punto que que no haya ningún resto de yema entre las claras, que el recipiente  donde lo vayamos a hacer este limpio y seco y añadir una pizca de sal a las claras antes de comenzar a batir. También es importante añadir el azúcar después de montar las claras.

INGREDIENTES:

  • 4  claras de huevo
  • 250 gr. de azúcar glas
  • una pizca de sal


MODO DE HACERLO:

Poner las claras de huevo (es muy importante que éstas no contengan ningún resto de yema) en un recipiente limpio y seco, añadir una pizca de sal y montarlas a punto de nieve bien firme. Pasar el azúcar glas por un tamiz para asegurarnos que no contiene ningún terrón, ya que de ser  así éstos no se deshacen dentro del merengue)
Ir incorporando el azúcar a las claras de cucharadita en cucharadita, sin dejar de batir y asegurándonos de que se ha disuelto ésta antes de incorporar la siguiente (si no se disuelven bien este azúcar se fundiría con el calor y se pegaría a la fuente de hornear y además podría destruir la aireación de la mezcla y desinflarla.
Poner un papel de hornear sobre una bandeja de horno y colocar la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada e ir formando montoncitos. 


Introducir en el horno a 100 grados y tenerlos hasta que el merengue esté bien seco (puede tardar 2 o 3 horas). Cuando ya este listo encender el grill para que tomen un poco de color, pero tener muchísimo cuidado porque enseguida se queman.

Nota: si queréis podéis incorporar a la mezcla algún colorante para que no queden blancos.